viernes, 20 de abril de 2018

Juan G. de Luaces: "Estampas de la urbe"









ESTAMPAS DE LA URBE


Aguafuerte en los Barrios Bajos



Sábado. Barrios Bajos. Dos de la madrugada.
Hetairas pululantes bajo la lluvia lenta.
Una calle que es una sierpe desenroscada.
Faroles que dan su luz de color de absenta.

Huele el ambiente a sala de lupanar y a vino.
En la mesa de un bar bebe un artista moka.
Canturrea una boca tísica un desatino.
Tumbada en un portal hipa una vieja loca.

Hablan del soviet dos guardias en la taberna.
Escandaliza un chulo. Para mostrar la pierna
se alza una golfa el sayo y enseña la camisa.

Un muchacho quinceño busca en la calle el rumbo
de algún burdel barato... Un borracho da un tumbo
y dibuja en las losas una torre de Pisa.




(De Antología poética española, Editorial Acervo, 1971)











jueves, 19 de abril de 2018

Juan G. de Luaces: "Copla de guerra"









COPLA DE GUERRA



Alegrémonos, amigos,
que la guerra se acabó.
He perdido un brazo en ella
y otros han perdido dos.

He ganado cuatro cruces
y el bandín de capitán,
y a mi novia, cuando vuelva,
la hallaré casada ya.

El retiro a media paga
y a pudrirme en un rincón.
¡Qué bonita es ¡ay! la guerra,
qué bonita, vive Dios!



(De “Antología poética española”, Ediciones Acervo, 1971)








miércoles, 11 de abril de 2018

Roger Wolfe: "Nada que hacer"














NADA QUE HACER


Hay personas
que opinan
que el poema se parece
a un chiste.
Otros, sin embargo, consideran
que es más que nada un acto
de inteligencia.
Yo lo que creo
es que en la mayoría
de las ocasiones
se asemeja mucho
a la vida.
Ya lo veis.
Un chiste tonto.
O peor:
de mal gusto.




                         (De “Hablando de pintura con un ciego”, Editorial Renacimiento, 1992)






martes, 10 de abril de 2018

Roger Wolfe: "La condición humana"




 

LA CONDICIÓN HUMANA



La vida nos tiene
tan ocupados
con sus absurdas menudencias
(cómo comer mañana, por ejemplo)
que nunca recordamos
lo que verdaderamente es importante.
Y ahora que lo pienso
no consigo recordar
lo que me ha impulsado a sentarme
a escribir este poema.
Aunque seguramente carecía
por completo
de importancia.




(De “Hablando de pintura con un ciego”, Editorial Renacimiento, 1992)